Florida Holocaust Museum

El sabado fui a Saint Petersburg (a mas o menos una hora de donde vivo) a visitar el “Florida Holocaust Museum“. Queria visitar ese museo desde hacia ya mucho tiempo.

Tal como los lugares que visite en Viena conmemorativos al Holocausto (Judenplatz y Museo Judio), este museo esta lleno de cosas que te erizan la piel.
Es un museo pequeño, pero lleno de relatos y objetos donados por los sobrevivientes. Entre las cosas que mas me impresionaron estaban:
  1. Parches con la estrella de David en color amarillo que los judios tuvieron que utilizar (habian 4 obtenidos del Gettho de Varsovia).
  2. Una banda roja con una esvastica para poner en el brazo, utilizada por un nazi.
  3. Tres ladrillos sacados de uno de los hornos de incineracion del campo de concentracion Auschwitz. Los ladrillos estan quemados, es horrible verlos a 5 cm de distancia!
  4. Una visagra de una de las puertas que cerraba las camaras de gases donde murieron muchos ancianos, mujeres y niños.
  5. Platos y cucharas utilizados por los judios en los campos de concentracion.
  6. Ropa, sucia y con parches.
  7. Un vagon de tren!!!….. en medio del museo, esta este vagon de tren en el que viajaron miles de judios al campo de exterminio de Treblinka. Puedes tocarlo y todo. Alrededor del vagon estan relatos de los sobrevivientes que cuentan como, en ese vagon pequeno, metian a alrededor de 100 personas. Viajan de pie, sin ventilacion, comida ni baños, la sed era tal que a veces bebian de su propia orina o del sudor de otros. Muchos murieron sofocados, de ataques de histeria o asesinados por un nazi si era que sacaron la mano por la ventanita para pedir auxilio (mas informacion sobre este vagon en: http://www.flhm2.org/VisitorInformation/BoxCar.cfm).

Habian maquetas de los campos de concentracion, y videos con entrevistas hechas a sobrevivientes. Una sra. relato:”Estabamos tan hambrientos que un dia vimos que un aleman ponia carne asada en un barril, olia tan bien!. Con mis amigas, robamos esa carne y nos pusimos a correr. El aleman nos empezo a perseguir, rogandonos que al menos devolvamos los huesos, no la carne……. resulto ser que, para comprobar que los judios eran “raza inferior”, este aleman -que era medico- tenia la tarea de reconstruir un esqueleto de un judio para demostrar las “diferencias” en su estructura. Este medico vio que la manera mas rapida de obtener un esqueleto era hervir un cadaver y retirar la carne. Al ver que estas niñas robaban parte del esqueleto, las persiguio rogandoles que devuelvan los huesos, porque su vida dependia de ello”. Esta sra. cuenta con toda tranquilidad como, por el hambre, comieron carne humana. Fue muy impresionante.
Casi a la salida del museo, hay un contador que se actualiza cada 24 segundos. Debajo de este se lee un letrero que dice: “cada 24 segundos, una persona muere en el mundo victima de genocidio”. El contador, desde 1945, lleva la cuenta de mas de 82 000 000 de personas. Y debajo, otra pantalla, va mostrando el detalle de esos numeros por conflicto y pais: Cambodia, Armenia, Irak, Yugoslavia, Bosnia, Kosovo, etc.

No es permitido tomar fotos. Estas imagenes las saque de Internet para que tengan una idea de lo que vi: